tipos de soldadura

Información sobre diferentes tipos de soldadura

La soldadura existe desde la antigüedad y ha sido uno de los principales pilares tecnológicos hasta alcanzar la Revolución Industrial del siglo XIX, y mediante la cual hemos conseguido obtener toda la maquinaria y elementos de ingeniería de los que disponemos en la actualidad. A continuación, vamos a ver los tipos de soldadura más empleados en la actualidad.

Técnicas de soldadura

La técnica de soldadura más longeva es la que se consigue en la fragua, haciendo chocar dos metales entre sí hasta conseguir su fusión. Aunque siguen emergiendo nuevos tipos de soldadura, el comienzo es el mismo: fusionar firmemente dos metales entre sí mediante la aleación o a partir de un tercer elemento usado como fundente.

En función de la técnica usada, y del equipo que requerimos, podemos hacer mención a distintos tipos de soldadura que procedemos a explicar.

empresa de soldaduras Málaga

Soldadura por resistencia

Se trata de una técnica que aplica una corriente de electrones a las piezas que se van a soldar, lo que faculta para fundirlas y juntarlas. Sin embargo, los equipos necesarios son caros y su ámbito de aplicación es reducido. Los métodos más empleados son los conocidos como soldadura de costura y soldadura por puntos que posibilitan pegar varias piezas finas de metal.

Soldadura por arco eléctrico: Entre los tipos de soldadura que realizamos

Se trata de una de las técnicas más empleadas, y existen muchos métodos fundamentados en este principio. Para conseguir la soldadura se emplea una corriente de energía eléctrica, continua o alterna, que posibilita derretir los metales.

En este caso, en función de la energía empleada, el tipo de electrodos, y el uso adicional o no de un gas que altere el intercambio de los elementos con la atmosfera, puede variar el proceso.

Soldadura por gas

Esta es una técnica bastante sencilla, barata, y popular, a pesar de que en la actualidad su empleo en procesos industriales haya disminuido drásticamente. La más frecuente es aquella que emplea la combustión de acetileno en oxígeno, denominada soldadura autógena, que logra conseguir una llama que rebasa los 3.200 °C.

Como ventaja podemos resaltar lo económico que resulta aplicar esta técnica, así como la capacidad de traslado de los equipos. Sin embargo, el exceso periodo de enfriamiento de los materiales puede hacer que en muchas ocasiones nos decantemos por otras técnicas.

Igualmente podemos encontrar técnicas de soldadura por gas a temperaturas considerablemente inferiores, como aquella conocida como soldadura fuerte, que conlleva la utilización de un soplete de gas licuado de petróleo que se combina con aire para alcanzar una llama caliente capacitada para fundir una aleación de estaño con plomo, utilizada sobre todo en plomería para pegar tuberías de aguas de instalaciones domésticas.

Soldadura de estado sólido

Son técnicas que permiten juntar piezas sin tener que fundirlas. Una forma de soldadura de estado sólido es el empleo de ondas de ultrasonido a altas presiones, utilizada frecuentemente para la fusión de materiales plásticos.

Otra es la soldadura explosiva, que se basa en hacer chocar dos piezas a velocidad elevada, lo que conlleva que los materiales se plastifiquen y lleguen a juntarse sin producir excesivo calor.

Soldadura por rayo de energía concentrada

Esta técnica de soldadura requiere para su utilización un rayo láser concentrado o de electrones propulsado en el vacío para conseguir soldaduras de alta precisión. Es una técnica cara, pero fácil de realizar. Se caracteriza por su rapidez de ejecución, lo que la convierte en una técnica aconsejable para procesos de fabricación en masa.

Esperamos que le haya interesado nuestro artículo sobre tipos de soldadura. Para más información, no dude en contactar nuestra sección de servicio de soldadura. Asimismo, le podría interesar saber porque somos la mejor empresa de soldadura en Málaga.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *