mantenimiento integral de industrias Málaga

¿Qué clases de mantenimiento existen? ¿Cuál es el mejor?

El mantenimiento se centra sobre todo en solucionar y prever las posibles averías que pueda haber en equipos, máquinas e instalaciones, con el objetivo de disminuir costes por las paradas o intervenciones de la maquinaria, de modo que se incremente la calidad de nuestro proceso productivo. En este artículo, conocerá que tipos de mantenimiento existen.

De forma general es el conjunto de acciones necesarias y mínimas para conservar y garantizar un óptimo funcionamiento de nuestros activos a coste reducido.

Todos nosotros, aunque no seamos conscientes de ello, efectuamos labores de mantenimiento diarias de manera continua, como puede ser revisiones clínicas periódicas para conocer nuestro estado de salud, hasta inspecciones a nuestros vehículos, actualizaciones de antivirus y programas de nuestros ordenadores, etc.

El mantenimiento convencional ha conseguido mayor peso económico en grandes y medianas empresas, ganando mayor presencia en ámbitos de ingeniería, financieros, logística y producción.

Un término que define a la perfección este hecho es la “Terotecnología”, que se sustenta en la combinación de la tecnología con la gestión económica, aplicada sobre los activos físicos consiguiendo disminuir los costes económicos de su ciclo de vida (CCV).

Tipos de mantenimiento

Podemos clasificar a los distintos tipos de mantenimiento de la siguiente forma.

tipos de mantenimiento de instalaciones industriales MálagaMantenimiento Preventivo

Este mantenimiento está planeado en el tiempo y su finalidad es impedir que se produzca una avería.

A diferencia del anterior, no hay que realizarlo en tiempo de producción y, por tanto, se efectúa en los tiempos libres de fábrica.

Lo que se aspira a alcanzar con este tipo de mantenimiento es reducir el número de operaciones correctivas, efectuando labores de revisión periódicas y reemplazo de elementos gastados.

Con respecto a los otros tipos de mantenimiento, éste es más exigente, puesto que requiere de una disciplina rígida de supervisión y la elaboración de un plan de prevención a realizar por personal especializado.

Asimismo, al estar formado por labores rutinarias, puede llevar a la falta de motivación por parte del personal encargado y, si no se realiza correctamente, puede suponer un sobre-coste sin que haya mejoras notables de productividad.

No obstante, si se realiza correctamente supone conocer a la perfección la maquinaria con la que se trabaja, lo que posibilita reducir las intervenciones correctivas sobre los activos y estudios de fiabilidad ideales.

El sector industrial depende, y mucho, del mantenimiento preventivo y es por una sencilla razón: las averías son muy caras. ¿Por qué?:

  • Pérdidas de producción, que no quedan limitadas a la cantidad de producto que se deja de fabricar, sino a la perturbación de la planificación al atrasarse las entregas, y principalmente el mal servicio que damos si esta situación afecta a los clientes.
  • Daños en la maquinaria u instalaciones, si se produce una reacción en cadena causada por la avería.
  • Peligro para las personas y objetos. Ciertas averías podrían provocar accidentes graves.
  • El coste de la reparación incluye: personal, gastos en materiales, servicios subcontratados…

Mantenimiento Predictivo

Al igual que con el preventivo, este mantenimiento estriba en anteponerse a la avería. La diferencia radica en que se basa en la aplicación de técnicas o herramientas de detección de los distintos elementos de medición de anticipación a fallos, como por ejemplo el desgaste.

Su finalidad es efectuar el mantenimiento en el momento necesario.

Para poder efectuarlo es necesario contar con tecnología fundamentada en indicadores que sean capaces de medir las variables que marquen intervención a la máquina, además de personal especializado en interpretar los datos obtenidos.

Mantenimiento Correctivo

Radica en reparar la avería cuando se ha producido. Generalmente, cuando se lleva a cabo esta clase de mantenimiento el proceso de fabricación está detenido, por tanto, la producción se reduce y los costes incrementan.

Es muy errático conocer el tiempo de reparación, además del gasto que proviene de la avería porque se presenta de manera imprevista provocando trastornos en la línea.

Su entorno de aplicación corresponde, por tanto, a activos de bajo nivel de criticidad, cuyas averías no suponen en realidad gran problema económico ni temporal. Es un mantenimiento que tiene mayor rentabilidad en equipos puntuales, en la que otros tipos de mantenimiento resultarían más costosos.

Qué mantenimiento es mejor

Lo idóneo sería emplear un mantenimiento predictivo como alternativa predeterminada, y si no es viable decantarnos por el preventivo, y si este tampoco lo fuese, optar por el correctivo.

Es necesario valuar los costes de cada alternativa. Una solución bastante utilizada es efectuar inspecciones preventivas (basadas en el tiempo), incluyendo algunos procesos predictivos (basados en medidas).

Si quiere saber por qué es tan importante realizar un mantenimiento en instalaciones industriales, pinche aquí.