Soldadura mig: ¿Qué tipo de soldadura es y cómo es su procedimiento?

La soldadura mig es un proceso de soldar mediante arco eléctrico con electrodo consumible en el cual un gas inerte ejerce como protector frente al influjo de la atmósfera circundante. De hecho, se denomina así por las siglas en inglés: metal, inert, gas, aunque también recibe el nombre de gmaw («gas metal arc welding» o «soldadura por gas y arco metálico»). Por otra parte, su utilización se ha revelado bastante más productiva que la tradicional o mma. Y, en lo referente a soldar aceros muy aleados, aluminio, titanio o magnesio con base de níquel, también es mejor que la mag o soldadura con gas activo.

Cómo es el procedimiento de soldadura mig

Este proceso de soldadura mig presenta numerosas ventajas entre las que destacan, principalmente dos: la calidad del acabado final y la elevada productividad que permite. Además, puede realizarse de forma automatizada. Y ello nos lleva a los tres procedimientos básicos que existen en este tipo de soldadura y que son los siguientes.

Procedimiento automático

Solamente se puede realizar con soldadura de hilo. En él, la intensidad y la tensión son ajustadas por el operario de acuerdo a los valores necesarios para el trabajo que va a hacerse y es el propio equipo el que las regula. Por su parte, la soldadura es aplicada por una boquilla automatizada. En consecuencia, requiere muy poca participación de citado operario.

Procedimiento semiautomático

Como el anterior, solo se puede hacer con soldadura de hilo y los parámetros de tensión e intensidad se ajustan previamente para que sean regulados de forma automática. Sin embargo, a diferencia de aquel, es el obrero quien arrastra manualmente la pistola de soldar. Se trata del sistema más común y en él la tensión es fundamental: cuanto mayor sea el voltaje, más penetrará la soldadura. Por su parte, la intensidad se encarga de controlar la salida del electrodo, de tal suerte que, cuanta mayor sea esta, se producirán cordones más gordos y, en consecuencia, se rellenarán uniones más grandes. Finalmente, aunque es el propio voltaje el que brinda estabilidad al arco, conviene que el operario evite movimientos bruscos y mantenga la pistola a unos 7 milímetros de la pieza.

Proceso robotizado

 

Es el usado en soldadura a escala industrial. De hecho, en este procedimiento todo está programado por una unidad CNC o de control decimal numérico. Así, un brazo mecánico se encarga de soldar la pieza, hacer los acabados e incluso transportarla, todo ello de manera automática y, en consecuencia, sin que tenga que intervenir operario alguno.

En definitiva, la soldadura mig, en la cual suele utilizarse el argón como gas, presenta ventajas respecto a la mag o con gas activo y a la mma o más común, sobre todo en el soldado de metales no ferrosos (aunque también es muy útil para aceros muy aleados). No obstante, todo ello está en función del tipo de trabajo que se vaya a realizar.