Soldadura Arco Manual (SMAW) con Electrodos Revestidos

El sistema de soldadura arco manual ha estado presente en la industria de la ingeniería desde hace más de un siglo. Ha sido responsable de la construcción de grandes estructuras como también ha sido partícipe en la creación de nuevos inventos y desarrollos tecnológicos. ¿Por qué ha sido trascendental este tipo de soldadura? ¿Si existen métodos más novedosos, por qué este sistema de soldadura no ha sido desplazado? Las respuestas a estas interrogantes son sencillas, la soldadura de arco manual es efectiva, segura, económica y fácil de aplicar. Quieres saber más de la soldadura arco manual (SMAW) con electrodos revestidos, aquí te proporcionaremos los aspectos más importantes de este excelente sistema de soldadura.

En qué consiste la soldadura con electrodos revestidos

El sistema de arco manual consiste en el proceso de unión de metales a través del uso de un arco eléctrico, esto es posible gracias a la fusión provocada por la circulación de energía entre el electrodo metálico y los metales que se desean unir. Es un sistema práctico y económico que inicialmente solo se aplicaba con una varilla metálica. Sin embargo, a comienzos del siglo XX las necesidades se tornaron un poco más complejas y se logró comprobar que la interacción de la soldadura con elementos como el oxígeno y el nitrógeno reducía la resistencia de la misma, además, también se comprobó que creando una atmósfera protectora se podía mejorar o ampliar la resistencia de dicha soldadura. Los avances tecnológicos no se hicieron esperar y ya para el año 1907 el sueco Oscar Kjellberg inventó la soldadura aplicada con electrodos revestidos. El revestimiento mineral y orgánico del electrodo tiene la función de quemarse para crear una atmósfera protectora, además, provee material de aleación, escoria para proteger el metal y gases ionizantes que favorecen el arco eléctrico.

Ventajas de la soldadura con electrodos revestidos

  • Resistencia: la soldadura arco manual ofrece una gran resistencia en la unión de diversos metales, está aumenta también de acuerdo con la experiencia y técnicas de soldadura empleadas por el soldador.

  • Economía: los equipos y materiales necesarios para la aplicación de soldadura arco manual con electrodos revestidos tiene un costo inferior en comparación con otros sistemas de soldadura.

  • Durabilidad: El período de vida útil de la soldadura con electrodos revestidos es sorprendente. Durante el proceso de fusión se liberan agentes antioxidantes y anticorrosivos procedentes del revestimiento del electrodo que prolongan la vida de la soldadura. Incluso la soldadura puede presentar una resistencia superior a la intemperie en relación con los metales bases que se desean unir.

  • Fácil aplicación: la soldadura arco manual es fácil de aprender y aplicar, ya que los conocimientos y técnicas no resultan extensos. Con práctica y una buena instrucción se puede crear soldaduras fabulosas.

  • Productividad: a pesar de que periódicamente se necesita cambiar el electrodo y posteriormente limpiar la unión para continuar con la soldadura, este tipo de soldadura resulta muy favorable para el rendimiento y productividad de los trabajadores. Es uno de los sistemas más rápidos de soldadura.