mantenimiento predictivo de maquinaria industrial Málaga

Montaje rápido, fácil y adecuado para todo tipo de instalaciones industriales

El cuerpo de las industrias

La instalación industrial es un complejo sistema de herramientas, elementos y recursos que, en conjunto, permiten llevar a cabo los procesos tanto de fabricación como de servicios que se realizan al interior de una fábrica o empresa. Para ser más específicos, al referirnos a instalación industrial nos circunscribimos al edificio donde se realizan los procesos, a las máquinas o bienes de equipo que ejecutan las acciones y a la serie de sistemas y ámbitos de almacenamiento, climatización, energía, áreas de servicio, entre otros, que cuando funcionan en sincronía y eficazmente permiten alcanzar las metas previstas en todo proyecto. En este sentido, puede entenderse la instalación industrial como la estructura material, como el cuerpo que necesita del alma del personal para demostrar plena vida.

Mantenimiento industrial, actividad natural

Para que ese cuerpo funcione adecuada y eficazmente, requiere de un constante y recurrente mantenimiento industrial. El mantenimiento es una actividad que debe realizarse bajo la supervisión de expertos y, como cada industria posee sus características particulares, según sus finalidades y usos, es necesario que el personal encargado de realizarlo conozca previamente los procesos y frecuencia de uso de cada ámbito para así planificar sus tareas de manera tal que no demore más de lo necesario e interrumpa la labor industrial. El mantenimiento industrial debe entonces convertirse en parte natural de la vida de las industrias, sin generar traumas ni verse como un gasto sin sentido. Todo lo contrario, el mantenimiento alargará la vida útil de las instalaciones y aumentará la seguridad de los trabajadores.

De lo correctivo a lo preventivo

El mantenimiento industrial no es una ciencia exacta, pues en cada ocasión pueden presentarse casos cuya solución amerita el concierto de ingenio y creatividad. Sin embargo, el uso de manuales de procedimiento y la ejecución según normas internacionales siempre es un amuleto infalible de seguridad y confianza que aumenta considerablemente las probabilidades de que todo vaya viento en popa. Más que un gasto, las labores de mantenimiento en la industria constituyen una inversión que mejora y permite mantener la calidad y cantidad en la producción. No deben enfocarse las actividades de mantenimiento industrial como intervenciones de corrección, que solo aparecen cuando existen problemas en las instalaciones. Deben, en cambio, ser actividades de prevención, para actuar antes de que las fallas aparezcan. Este cambio de lo correctivo a lo preventivo puede resultar una enorme diferencia en la vida de las industrias.

El consejo de expertos

Si existe una buena planificación, con los mejores materiales, el personal más capacitado y con la mayor experiencia, entonces puede obtenerse un montaje rápido, fácil y adecuado para todo tipo de instalaciones industriales. La improvisación es un pecado que se paga costosamente y por ello ninguna industria debe someter sus instalaciones a semejante peligro que puede significar la pérdida de vidas y la bancarrota. No es una exageración ni la intención es crear alarma; es un hecho inexorable que los dueños de industrias deben evitar a toda costa. Por ello, cuando de mantenimiento para instalaciones industriales se trata, siempre decida buscar el consejo de expertos.